Mas Aprendizaje Socio emocional y Menos Aprendizaje Formal

/, padres/Mas Aprendizaje Socio emocional y Menos Aprendizaje Formal

Mas Aprendizaje Socio emocional y Menos Aprendizaje Formal

 

Llevamos mas de 60 días con nuestros estudiantes en casa y la estrategia que el Gobierno ha elegido para enfrentar la pandemia del Covid -19 es que los alumnos no asistan a clases y estudien bajo la modalidad “en linea”. A distancia, a través del uso del computador.

No ha sido fácil para ninguno de los actores de la educación adaptarse a este sistema. Los profesores han debido hacer grandes esfuerzos por transmitir el curriculum escolar, el aprendizaje formal tal como lo ha pedido el Ministerio de Educación, gran parte de los padres han hecho todo lo que está a su alcance por apoyar a sus hijos en esta ardua labor (hay que tomar en cuenta que el  44% de los hogares no tiene conexión fija a internet) y los niños han debido adaptarse, evitar distracciones, habituarse a un contexto totalmente diferente, extrañando a sus compañeros, los recreos el poder socializar, jugar y, además, lograr cumplir con el rendimiento académico. Que se espera de ellos.

Analicemos el contexto en el cual, los adultos, nos encontramos. La incertidumbre, el miedo a enfermarnos, a perder el trabajo, a no saber cuándo terminará esta situación nos tiene a todos sometidos a una carga de estrés enorme. Una de las manifestaciones que ya se están observando en las familias es el aumento en la ansiedad y la depresión. la violencia intrafamiliar ha aumentado significativamente en Chile y en casi todos los países del mundo, en especial aquellos en los cuales las cuarentenas han sido muy prolongadas.

Es sin duda un ambiente adverso para cualquier niño, en cualquiera de sus etapas del desarrollo. los más pequeños dependen directamente del estado emocional de sus cuidadores para regular sus propias emociones.

También sabemos, que el estrés bloquea el aprendizaje. Cuando estamos estresados se enciende en nuestro cerebro una estructura 8La amígdala, conocida también como nuestro cerebro emocional) que secreta ciertas hormonas que impiden que la atención y la concentración se logren. Las llamadas “funciones ejecutivas “se bloquean y solo hasta que la amígdala no se regula, no podemos aprender. Suena sencillo, pero es un proceso complejo en el cual las emociones juegan un rol central. Por eso se enfatiza que primero debemos “apagar la amígdala” de los alumnos llamados hiperactivos y luego comenzar con el proceso de aprendizaje.

Si a este factor esencial en el aprendizaje le sumamos el peligro del contagio por Coronavirus, se ve bastante poco probable el regreso al colegio. A menos que la estrategia para abordar la pandemia cambie y se decida ir enfrentando de a poco a la población en general con el virus para crear anticuerpos.

De momento, tendríamos que sentar a los niños a dos metros de distancia. A los de cursos como 1 básico no podríamos ayudarlos ni a colgar sus mochilas ya que no los podemos tocar porque sería otro foco de contagio lo que agrega mayor estrés, para profesores, apoderados y sobre todo para los niños.

Este es el momento para desarrollar y potenciar otras habilidades, las socioemocionales, pasar tiempo en nuestras casas, en familia, observar qué es lo que entretiene a nuestros hijos, conocerlos más y que ellos también nos conozcan a nosotros. Enseñarles acerca del autocuidado y del cuidado hacia los demás, en especial hacia los mayores. Eso ayuda al desarrollo de la empatía, tan necesaria para aprender a relacionarnos sanamente.

Potenciemos las habilidades musicales, las artes, la pintura, la cocina, la jardinería, el canto. Todas son herramientas de expresión de emociones, que ayudan a liberarnos del estrés y calmar la ansiedad. Regulemos los tiempos, sí. Pongamos horarios, sí. Son necesarios para entregar estructura y seguridad dentro de un ambiente tan incierto. Son necesarios para todos, niños y adultos. Establezcamos rutinas saludables, con tiempos de ejercicio y de ocio.

Hace cuanto tiempo que no dejas que tu hijo/a se aburra? ¿Sabías que el no hacer nada permite que surja la creatividad?

Entonces, si la decisión del Ministerio es volver al colegio y retomar las clases, ojalá los niños tengan un período de un par de semanas donde solo vayan a reflexionar, a jugar, a correr, a recuperar el tiempo perdido de afectos y socialización, porque el aprendizaje formal lo lograrán igual.

 

Ps. Jacqueline Deutsch .  Mg. en Psicoanálisis.

2020-05-18T23:00:08+00:00mayo 18th, 2020|colegio, padres|0 Comments

Leave A Comment