Pruebas De Admisión Escolar: Una Reflexión.

/, Niños, padres/Pruebas De Admisión Escolar: Una Reflexión.

Pruebas De Admisión Escolar: Una Reflexión.

ES ÚTIL PREPARAR A NUESTROS HIJOS PARA EL INGRESO ESCOLAR?

Cuando llega el momento de decidir por cuál colegio(s) postular a nuestros hijos, los padres se ven enfrentados al estrés de las pruebas de admisión. Los colegios particulares, a diferencia de los municipalizados y subvencionados que se adscriben a la Ley de Inclusión (2015), aplican diferentes pruebas que discriminan entre un postulante y otro.

Básicamente, estas evalúan el desarrollo social, la Interacción con el entorno, el pensamiento lógico-matemático, la comunicación integral, que incluye la capacidad de reconocer sentimientos y también de dibujar la figura humana y sus emociones.

Como el número de postulantes en algunos casos excede tres y cuatro veces los cupos ofrecidos, estas pruebas tienen un nivel de dificultad cada vez más alto, de ahí que los motivos para ser seleccionados se puedan centrar más en los detalles y no en las habilidades que posee el niño. Más aún, algunos colegios incluso evalúan habilidades que son esperables en niños de más edad, así los seleccionados son los que obtienen resultados sobre la media y el colegio se asegura los “mejores alumnos”. La mirada aquí es a largo plazo, supone que niños por sobre la media obtendrán mejores resultados en las evaluaciones comparativas con otros colegios. El ranking aquí tiene peso

Para aliviar el estrés que provoca en los padres todo este proceso, se han formado centros especializados en preparar a los niños para que den la mejor prueba de admisión posible (con una probabilidad de éxito de hasta el 98%, señalan algunos). Así nacen los “preuniversitarios” para niños de 3 años.

Estos satisfacen una necesidad inventada por un sistema educativo que va en directa relación con la oferta y la demanda. Sin embargo, los padres que someten a sus hijos a esta preparación están motivados, o al menos así lo dicen, por el deseo de tener hijos felices.

Ahora pensemos en los niños, ¿estaremos los padres enterados de qué es realmente lo que hace felices a nuestros hijos, o de lo que el estrés les provoca a la hora de aprender?

Es muy probable que la relación de los padres con el niño, bajo estas circunstancias, esté teñida por un monto de estrés que para él es incomprensible: Ya sea por la edad, el desarrollo biológico, socio-emocional y los mecanismos de regulación afectiva, el niño NO puede entender la causa de esta angustia, Pero sí sabe que está relacionada con él, por lo tanto, sus necesidades de afecto y protección por parte del vínculo más significativo (padres) está alterada.

La paradoja aquí es que los estudios actuales demuestran que el mejor predictor del éxito pre-escolar (incluso en la básica y media) es la variable afectiva y que el estrés emocional afecta de sobre manera el aprendizaje. Cuando los padres tenemos una actitud de respeto, cuidado y estamos en sintonía con las emociones de nuestro hijo,  les entregamos un marco contención que les permite enfrentar cualquier situación desconocida en forma segura. Por lo tanto, el potenciar sus habilidades no garantiza el resultado esperado.

 

Ps. Jacqueline Deutsch G.

Blog: www.psicologiaenelhogar.cl

IG: psi_enelhogar

FB: @psicologiaenelhogarchile

2018-12-17T00:14:05+00:00diciembre 17th, 2018|colegio, Niños, padres|0 Comments

Leave A Comment